La Plaza de Toros, ubicada en la salida de Casas Ibáñez, dirección a Valencia, en la N-322, fue inaugurada el 28 de agosto de 1957 y se levantó sobre la primera Plaza de Toros construida en 1857 gracias a la iniciativa privada y que tenía una superficie de 4.442 m2 y una cabida de 3000 personas.

Plaza de Toros de Casas Ibáñez

El descuido y el mal uso que se hizo de ella, ocasionó su cierre al terminar la Guerra Civil. Sin embargo la afición reclamaba toros y durante finales de los años cuarenta y principios de los cincuenta la actividad taurina se celebraba en una plaza portátil.

En septiembre de 1947 sus propietarios llegan a un acuerdo con el Ayuntamiento y se firma la compra. También se adquieren terrenos colindantes ya que la nueva plaza contaría con unas dimensiones considerablemente superiores a la anterior. Se proyectó con 8.000 localidades, un diámetro de 70 metros y 39,5 metros en su redondel. Cuenta con 43 palcos y 15 gradas de asiento: una de barrera, otra de contrabarrera, diez de tendido y tres de grada cubierta. Cuenta con 8 vomitorios, sala de toreros, enfermería, una capilla, un amplio patio de chiqueros, mesa de toril, apartaderos y corrales.

Toros en Casas IbáñezLas obras de nueva plaza de toros, que duraron una década, supusieron un gran esfuerzo para la economía municipal y para su terminación tuvo que implicarse el vecindario del pueblo con aportaciones económicas y trabajos y peonadas voluntarias. Los primeros espectáculos taurinos que tuvieron lugar en la nueva plaza de toros se desarrollaban durante los días 28 y 29 de agosto de 1957 y en el cartel figuraban Saldaña, Vergara, redondo y el rejoneador Landete.

Actualmente la plaza de toros tiene una capacidad de seis mil personas, más que habitantes tiene Casas Ibáñez.

Fuente: La Plaza de Toros de Casas Ibáñez. Almendros Toledo, José Manuel. Editado por Ayuntamiento de Casas Ibáñez, abril 2007.

Back to top