La celebración de los Carnavales en Casas Ibáñez tiene lugar durante el martes, miércoles y el sábado posterior a dicha fecha, es decir, celebramos los Carnavales cuando ya todos han enterrado a la sardina.

Si no fuera por el ambiente que se genera el sábado en el baile, bien podríamos decir que la fiesta va en declive, ya que el ambiente del martes de Carnaval es eminentemente infantil y al hacerse en la calle depende muy mucho del tiempo. Desde hace unos años el colegio se ha implicado bastante en esta fiesta y el alumnado y sus profesores realizan un vistoso pasacalles.

Del Miércoles de Ceniza, en el que tradicionalmente los jóvenes sacaban al muerto y tras el pasacalles, y después de beber mucho, mucho vino, se comían las típicas tortas de sardinas, ya no queda nada.

El Carnaval se centra principalmente en el sábado posterior ya que las cuadrillas de amigos, quintos, etc. se animan para acudir al baile. Queda olvidada la mascarota y es más un baile de disfraces.

Back to top