Estandarte de San AntónEn la actualidad lo único que perdura al paso del tiempo de esta fiesta eminentemente agraria en sus orígenes, es la elaboración del típico pan bendito (en las panaderías), el ofrecimiento de éste y de números para el sorteo de varios jamones, que se reparten por una cuadrilla que además se acompañan del carro, el burro y la pita y el tambor.

Antaño, los panes benditos se elaboraban en casa del Mayordomo y se bendecía en la iglesia. Después con un burrillo, el tambor y la dulzaina recorrían las huertas de la Derrubiá y las aldeas de Serradiel y Tabaqueros ofreciendo este dulce y números para el sorteo de un gorrino. Éste, que siempre era ofrecido por un vecino, lo echaban a la calle en los meses de agosto o septiembre y el mismo vecindario se encargaba de alimentarle, acogiéndolo en un corral durante las noches.

San Antón

Fuente: Zahora. Revista de Tradiciones Populares, nº 15. Editado por la Diputación de Albacete 1991.

Back to top