Singulares, pese a que no son exclusivas de nuestra localidad, son los chozos y casillas que todavía quedan en el término municipal de Casas Ibáñez. Se trata de pequeños refugios que servían al agricultor para guarecerse de las lluvias, comer al abrigo o incluso para pasar la noche. En algunos también se albergaban los animales y por ello tienen en su interior los pesebres.
chozos y casillas
Chozo
Generalmente la puerta estaba orientada al sur, por lógica para aprovechar el calor de los rayos de sol, y para su construcción se utilizaban la piedra y el barro, obteniéndose en muchas casos del mismo campo sobre el que se construía dejando de esta manera la tierra preparada para el laboreo.
Chozo

Back to top